Manual de comunicación escrita en el ceremonial y protocolo es una publicación de Editorial Síntesis que se enmarca en la colección Ceremonial y Protocolo, coordinada por la catedrática Dolores del Mar Sánchez González.

Se publica en papel, e-book y visor y se puede adquirir en el siguiente enlace, donde también se puede consultar su contenido:

COMPRAR Manual de Comunicación Escrita en Ceremonial Protocolo


El propósito de este libro es convertirse en un manual de información y consulta para todo aquel que en su vida profesional o académica afronta la necesidad de comunicarse a través de la palabra escrita. Es, ante todo, una guía práctica donde el lector encontrará directrices, modelos y ejemplos gráficos de los documentos más habituales en el marco de las relaciones institucionales, empresariales o sociales. Cartas, invitaciones, programas, saludas, notas de prensa, etc., explicados paso a paso, tanto desde el punto de vista formal y protocolario como desde el visual, estético y textual.

Las empresas y las instituciones son conscientes de la importancia de su imagen y reputación, por lo que valoran en gran medida a los profesionales que a su formación y experiencia en un campo específico, puedan sumar otras habilidades, principalmente de carácter comunicativo. Por eso en un mercado laboral tan competitivo como el actual, saber desenvolverse con soltura en el campo de la comunicación escrita es un valor añadido que proporcionará al profesional una ventaja indudable. Además, su marca personal crecerá exponencialmente, será más valorado y, a la larga, mejor remunerado.

¿Por qué la comunicación escrita es importante en el ceremonial y el protocolo?

Una actividad profesional donde la comunicación escrita juega un papel decisivo es el protocolo, ese arte de ordenar y organizar los actos públicos para que todo fluya y se estrechen relaciones, ese arte de hacer bien las cosas, donde cada detalle cuenta y la excelencia es siempre el objetivo principal.

En este ámbito, la gestión de la correspondencia se convierte en un factor esencial, por lo que ésta transmite sobre la entidad. Por eso es imprescindible que el profesional encargado cuente con los conocimientos necesarios para tratar material tan sensible. Y a estos efectos, no sólo son importantes los aspectos formales de la escritura, como la corrección gramatical y ortográfica, sino también la redacción clara y concisa, el dominio del lenguaje persuasivo y el criterio para aplicar los recursos gráficos y estéticos necesarios.

El texto escrito se convierte así en un poderoso instrumento de comunicación que acerca a las personas, allana los caminos, facilita las relaciones: exactamente lo mismo que pretende el protocolo.